Monitorear el aprendizaje

Para mejorar con el tiempo los resultados del aprendizaje y la calidad de la educación se necesita una estrategia de monitoreo del aprendizaje. Quienes planifican en educación pueden preguntarse cómo garantizar que se cumplen las actividades, outputs y objetivos; qué tipos de datos hay que recolectar para hacer un seguimiento de la calidad de la educación y de los resultados del aprendizaje; y cómo y cuándo se recolectará y analizará la información. Aquí presentamos 10 pistas para ayudar a empezar a desarrollar una estrategia de monitoreo:

 

Indicadores de calidad y de aprendizaje

1. Sopesa hasta qué punto las personas que adoptan decisiones tienen actualmente acceso a los datos y a los análisis sobre el aprendizaje del alumnado, incluyendo tendencias, fortalezas, debilidades y sus causas. ¿Qué información falta y cómo podría obtenerse?
2. Desarrolla indicadores que puedan proporcionar información sólida sobre cómo y qué está aprendiendo el alumnado, así como sobre los aspectos de la calidad de la educación que puedan afectar al aprendizaje.

 

Evaluaciones del aprendizaje

3. Averigua cómo se está evaluando actualmente el aprendizaje y cómo estas evaluaciones sirven a diferentes propósitos en diferentes contextos.

 

Diseño de un sistema nacional de evaluación

4. Pregúntate cómo sacar ventaja de las herramientas de evaluación regionales, de iniciativa ciudadana o internacionales para desarrollar más la capacidad de evaluación nacional y poder comparar el nivel de logros de aprendizaje del alumnado.
5. Valora la calidad de las actuales evaluaciones nacionales del aprendizaje y determina si se necesita un conocimiento experto adicional para reunir datos válidos y fiables sobre el aprendizaje a lo largo del tiempo.

 

Desarrollar un plan de monitoreo

6. Evalúa el potencial de otras herramientas de monitoreo –como los censos escolares y los sistemas de información de la gestión educativa (EMIS), inspecciones, encuestas de seguimiento del gasto público (PETS), reportes escolares y mapeo de datos– para monitorear los muchos temas de calidad educativa que afectan al aprendizaje del alumnado. 
7. Basándote en las metas educativas de tu país, desarrolla un plan de monitoreo diseñado para monitorear la calidad y el desarrollo en diferentes niveles y con vistas a diferentes grupos. 
8. Analiza qué necesidades deben mejorarse en el actual sistema de monitoreo y evaluación con el fin de recoger datos más completos y sólidos que puedan ayudar a quienes toman las decisiones sobre educación en sus esfuerzos por la mejora del aprendizaje.
9. Planifica cómo se implantarán las diferentes recogidas de datos y el resto de las actividades de monitoreo, quién lo hará y cuándo.

 

Usar los datos para la mejora de la calidad

10. Garantiza que el trabajo que se invierte en el desarrollo de los indicadores y en la medición de la calidad educativa se aplica después: analiza, comunica y emplea los datos para desarrollar posteriores estrategias que puedan mejorar los resultados del aprendizaje.

Elija una ficha práctica