El Estado Global del Aprendizaje

Last update 12 Ene 23

El Informe de seguimiento de la educación en el mundo 2021/2 examina el papel de los actores no estatales en la educación y la entrega de una educación de calidad, inclusiva y equitativa y un aprendizaje permanente para todos. A continuación, se presenta un resumen de los principales resultados y recomendaciones del informe (Informe GEM).

Los porcentajes de las instituciones privadas va en aumento a nivel mundial, y ahora se cuenta con aproximadamente 17% de escuelas primarias (2013) y 26% de escuelas secundarias (2014) en todo el mundo (Informe GEM, 2021: 2). Las razones para seleccionar una institución privada en lugar de una pública varían, y ningún proveedor ofrece una calidad educativa mejor que el otro. En algunos casos, los actores no estatales están mejor posicionados para cubrir una brecha en los servicios educativos, incluso para los grupos desfavorecidos. Sin embargo, continúan los problemas de calidad y equidad.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES PARA ASEGURAR LA EQUIDAD Y LA INCLUSION

El informe pide a los gobiernos que consideren a todas las instituciones educativas, públicas y privadas, como parte del mismo sistema con reglamentos, apoyo financiero y supervisión comunes. 

1.    La financiación educativa no debe favorecer a algunos estudiantes y excluir a otros. 

Los gobiernos deben asegurar que los hogares no paguen por bienes o servicios educativos, cuando los países se han comprometido a ponerlos a disposición de la población sin ningún costo. La financiación pública debe ser asignada basada en la matriculación estudiantil y en sus necesidades. Las escuelas no deben seleccionar a estudiantes para su ingreso ni lucrarse de una cuota. Actualmente, el 28% de los países prohíben la provisión de educación primaria y secundaria con fines de lucro, pero el 30% no regula las cuotas en los mismos niveles (Informe GEM, 2021: 25). 

2.    Todos los estudiantes deben recibir una educación de calidad.

Los gobiernos deben establecer mecanismos de garantías de calidad relacionados a aportes, resultados, seguridad e inclusión y aplicarlos a todos los proveedores educativos. Los estándares escolares y sus logros deben hacerse públicos. Las clases particulares suplementarias pueden aumentar las desigualdades y requieren de seguimiento y supervisión. 

3.    Las normativas deben ser eficaces y viables, evitando daños imprevistos a estudiantes desfavorecidos.

Todos los proveedores de la educación deben ser regulados por autoridades educativas, para asegurar que los estándares de equidad e inclusión se cumplan, por ejemplo, la infraestructura o materiales de aprendizaje. Las normas deben ser sencillas, transparentes, fáciles de seguir y aplicarse de forma equitativa. Deben enfocarse en los procesos y resultados de la educación, relacionados a la salud, seguridad, calidad y equidad. 

4.    Se deben fomentar las buenas ideas para la educación. 

Es función del gobierno, crear un entorno donde la innovación pueda florecer. Los gobiernos pueden incorporar la innovación en el sistema educativo, dar seguimiento al aprendizaje y sus determinantes, recopilar información sobre las buenas prácticas, proporcionar recursos para promover la colaboración entre actores estatales y no estatales, y emprender y aumentar las buenas ideas. 

5.    Todas las voces deben dar igualdad de oportunidades para dar forma al debate público en la educación. 

La educación se debe proteger de intereses económicos y políticos estrechos. Los actores estatales y no estatales deben involucrarse en el desarrollo de soluciones orientadas a mejorar la calidad y equidad del sistema educativo. Para ello, los gobiernos pueden utilizar consultas inclusivas y abiertas, audiencias legislativas, peticiones y leyes de libertad de información, para promover la transparencia y salvaguardarla de presiones inapropiadas que puedan influir en las políticas. 

MONITOREO DEL PROGRESO HACIA EL OBJETIVO DE DESARROLLO SOSTENIBLE 4 

El Informe GEM, también actualiza el progreso del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4, sus siete metas y tres medios de implementación. Estadísticas oficiales del ODS 4, reflejan la situación antes de la pandemia del COVID-19. 

COVID-19

Según una encuesta a las unidades de planificación de los ministerios de educación (de junio a septiembre de 2020), dos tercios de las unidades nacionales de estadísticas de educación han tenido que retrasar o posponer la recolección de datos, y la administración de las encuestas a hogares se vio gravemente afectada. Las evaluaciones internacionales de aprendizaje internacional como del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) se pospusieron un año, mientras que algunos estudios recolectaron las perspectivas de los profesores sobre el posible impacto de los cierres de las escuelas en la pérdida del aprendizaje. Entre febrero 2020 y octubre 2021, las escuelas se cerraron parcialmente por lo menos durante el 55% del total de días. (Informe GEM, 2021: 207). Mundialmente, solo uno de cada tres niños, y uno de cada seis de los más pobres tenía acceso a internet: el método de aprendizaje a distancia disponible más eficaz (Informe GEM, 2021: 209). La pandemia del COVID-19 continúa afectando los sistemas educativos de todo el mundo, y la comprensión del impacto de la pandemia continúa siendo un reto. Se estima que la pérdida de aprendizaje debida al cierre de las escuelas por el COVID-19, sea una de las consecuencias más costosas a largo plazo de la pandemia (Informe GEM, 2021: 235). 


Meta 4.1: Enseñanza primaria y secundaria

Antes de la pandemia, 64 millones de niños en edad de cursar primaria, 63 millones de adolescentes en edad de cursar primer ciclo de secundaria y 132 millones de jóvenes en edad de cursar el segundo ciclo de secundaria no estaban escolarizados. Estos números han estado en gran medida estancados por una década. (Informe GEM, 2021: 214). Las tasas de terminación de la enseñanza primaria se acercan o sobrepasan el 90% en todas las regiones, excepto en África Subsahariana (Informe GEM, 2021: 216). 

En 2019 se llevaron a cabo tres importantes evaluaciones transnacionales del aprendizaje: el Programa de Análisis de los Sistemas Educativos de los Países de la CONFEMEN (PASEC), el Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMSS) y la Medición del aprendizaje en primaria para Asia Sudoriental (SEA-PLM). Los resultados revelan que el logro universal de competencia mínima en matemáticas está fuera de alcance, mientras que el 51% de los niños lograron una competencia mínima en lectura (Informe GEM, 2021: 210, 224). Con el ajuste al indicador 4.1.1b, que incluye a niños que no han completado la escuela primaria, el 43% de los niños de todo el mundo ha alcanzado una competencia mínima en lectura, pero sólo el 18% en África Subsahariana (Informe GEM, 2021: 210). 

Meta 4.2: Primera Infancia

El 75% de los niños, a nivel mundial, se inscriben en la escuela un año antes de su edad oficial de ingreso:  alrededor del 50% en África Subsahariana, África del Norte y Asia Occidental, comparado con el 95% en Latinoamérica y el Caribe (Informe GEM, 2021: 243).  “La tasa media de asistencia de los niños de 36 a 59 meses en 61 países de ingresos bajos y medianos era del 37%, con una diferencia de 16 puntos porcentuales entre las zonas urbanas y rurales y de 34 puntos porcentuales entre los quintiles más rico y más pobre” (Informe GEM, 2021: 240). Adaptarse al aprendizaje a distancia durante la pandemia del COVID-19 fue particularmente difícil para niños pequeños y para aquellos que viven en entornos de aprendizaje pobres.

Meta 4.3: Enseñanza Técnica, Profesional, Superior y de adultos

“La enseñanza y formación técnica y profesional sufrió durante la pandemia de COVID-19 porque hasta el 80% de los programas están centrados en las competencias prácticas que deben adquirirse en persona” (Informe GEM, 2021: 252). Desde 2000, la inscripción para la educación superior ha tenido un crecimiento constante de un punto porcentual al año; con una tasa bruta de escolarización alcanzando el 39% (Informe GEM, 2021: 257). Los préstamos estudiantiles pueden ayudar a aliviar las limitaciones financieras y aumentar el acceso a la educación superior. Actualmente, están disponibles en más de 70 países, pero los altos niveles de endeudamiento de los estudiantes dan lugar a planteamientos como, por ejemplo, si realmente hacen que la educación sea más asequible y el acceso más equitativo como se pretende (Informe GEM, 2021: 261). 

Meta 4.4: Competencias para el trabajo

Las competencias digitales están distribuidas de manera desigual entre países y regiones, pero están estrechamente vinculadas con el nivel de escolaridad adquirido. En casi el 50% de los países con datos disponibles, un gran número de adultos no tienen habilidades básicas de TIC. Y poco probable que los jóvenes que no han completado al menos el primer ciclo de secundaria en países de ingresos bajos y medios posean habilidades TIC (Informe GEM, 2021: 275). 

Meta 4.5: Equidad

El género, conflictos, y el idioma continúan siendo factores que contribuyen a la desigualdad en la educación. Globalmente, existe una paridad de género desde la enseñanza primaria hasta los primeros años de secundaria, y la desventaja de las niñas en los últimos años de la secundaria, está disminuyendo. Sin embargo, los desafíos persisten, cuando el idioma de instrucción es diferente al que se habla en el hogar. Muchos niños asisten a escuelas controladas por los rebeldes (por ejemplo, escuelas controladas por grupos armados no estatales), y a veces durante toda su vida escolar (Informe GEM, 2021: 289). La colaboración entre actores estatales y no estatales en la planificación de la educación y la prestación del servicio puede jugar un papel importante en el fomento de la equidad en territorios gobernados por rebeldes.  La privación en la niñez es un fuerte predictor de los resultados educativos, aunque la riqueza de un hogar no siempre refleja las condiciones de vida de un niño. En muchos países, el 10% de los niños que pertenecen a hogares con altos recursos financieros son privados de juguetes, libros y actividades sociales, mientras que más del 30% de niños viviendo en hogares pobres, no sufren dichas privaciones (Informe GEM, 2021: 289).

Meta 4.6: Alfabetización y nociones de aritmética

La mejora mundial de alfabetización se ha estancado. Casi la mitad de los estudiantes que han completado el primer ciclo de secundaria en 18 países de ingresos bajos y medios bajos; son incapaces de leer una frase sencilla (Informe GEM, 2021: 300). Entre las poblaciones más pobres de África, las habilidades numéricas han permanecido estancadas por décadas. Las disparidades de género en la alfabetización persisten en 2.1 puntos porcentuales entre personas de 15 a 24 años y 11.5 puntos porcentuales entre personas de 65 años en adelante (Informe GEM, 2021: 302). 

Meta 4.7: Desarrollo sostenible y ciudadanía mundial

Sólo 10 países presentan un informe incorporando los principios de la Recomendación de la UNESCO de 1974 sobre la educación para la comprensión, la cooperación y la paz internacionales y la educación relativa a los derechos humanos y las libertades fundamentales. La educación sobre el VIH y la sexualidad basadas en competencias para la vida, continúan siendo bajos, solo 5 de 24 países evaluados, han establecido contenidos sobre la salud sexual y reproductiva en sus currículos. (Informe GEM, 2021: 316). Conocimiento de Ciencias del Medio Ambiente, también sigue siendo bajo, solo el 30% de los estudiantes alcanzan niveles de competencia según datos del TIMSS de 2019 (Informe GEM, 2021: 312). 

Meta 4a: Instalaciones educativas y entornos de aprendizaje

El aprendizaje de calidad no puede realizarse en un ambiente inadecuado o que amenaza el bienestar del niño. Una estimación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), sugiere que 818 millones de niños no tienen acceso a instalaciones higiénicas básicas en la escuela (Informe GEM, 2021: 326). El COVID-19 fue un recordatorio que la escolaridad puede suceder más allá de un aula, pero el acceso a internet en el hogar sigue siendo inalcanzable para muchos países de bajos ingresos. La disponibilidad de jabón, agua limpia, y mascarillas para asegurar la salud durante el COVID-19 fue dramáticamente diferente entre países de bajos ingresos y (10%) y de altos ingresos (96%) (Informe GEM, 2021: 337).  

La Declaración sobre Escuelas Seguras, un compromiso político intergubernamental, para proteger las escuelas y las universidades del uso militar durante los conflictos armados, ha sido respaldado por 112 países. El castigo corporal fue prohibido en 156 países, pero el acoso escolar – medido por medio de evaluaciones internacionales de aprendizaje – sigue siendo un problema. La agenda escolar, la organización de la jornada escolar, la determinación del tiempo de clases, son factores importantes en los resultados del aprendizaje del estudiante. También se debe considerar la temporada agrícola, realizar que la falta de coordinación entre las culturas locales y las largas pausas escolares pueden resultar en un descenso del rendimiento.

Meta 4b: Becas
Los fondos para becas han aumentado el 30% entre 2015 y 2019, principalmente en países de bajos ingresos. Sin embargo, el número de estudiantes salientes han superado el crecimiento de ayuda. El concepto de “circulación de cerebros” está sustituyendo a “fuga de cerebros”, con el reconocimiento de que, aunque los estudiantes dejan sus países de origen y no regresan debido a la educación, todavía pueden seguir siendo un recurso positivo para su país natal.  

Meta 4c: Docentes
Sigue sin existir información sobre las cualificaciones de la mayoría de los profesores del mundo. África Subsahariana cuenta con el porcentaje más bajo de profesores que cumplen con los estándares nacionales, y la proporción de alumnos por profesor formado es casi el doble de la media mundial. Los maestros afirman que la pandemia del COVID-19 ha afectado su estado físico, mental y emocional, pero también ha renovado su entusiasmo por su profesión. Además, la pandemia ha dado lugar a solicitudes para revisar el contenido de la formación docente para que incluya competencias digitales, así como formación para responder a las nuevas necesidades socioemocionales de los estudiantes (Informe GEM, 2021: 363).
 

Image homepage
The global state of learning

Glosario

En la biblioteca