Hacer un mejor uso de los datos de evaluación

Cuerpo

El foro en línea “Hacer un mejor uso de los datos de evaluación” ha reunido a 329 personas inscritas de 50 países diferentes, un 43 % de las mismas procedentes de la región de África del Oeste. La mitad de estas personas trabajan en ministerios de educación de todos los niveles. Con un porcentaje de participación del 14 %, este foro se desarrolló en un ambiente distendido y los participantes mostraron su deseo de compartir experiencias, tanto positivas como negativas, así como un espíritu crítico y constructivo.

Con objeto de enriquecer los debates, algunos especialistas (docentes, directores, directores de planificación, periodistas, padres de alumnos) intervinieron a través de un vídeo de introducción de cada uno de los niveles de diálogo. Asimismo, se pusieron a disposición de los participantes en línea recursos acerca de los temas abordados y artículos de opinión.

De los tres niveles de debate propuestos (Escuela y Educación, Política Nacional, Comunidad y Promoción) surgieron los principales mensajes siguientes:

1.    En las clases se utilizan cuatro tipos de evaluaciones: predictivas, formativas, sumativas y estandarizadas.

  • Estas sirven para adaptar la enseñanza y aplicar medidas correctivas.
  • En los niveles superiores resultan útiles para armonizar, dialogar y orientar.
  • Límites de la evaluación en clase: falta de medios que restringe el número de evaluaciones, falta de armonización en las pruebas y correcciones, falta de factores escolares y extraescolares para explicar los resultados, utilización paco frecuente de los resultados de evaluaciones estandarizadas en las escuelas.
  • Utilidad de las evaluaciones estandarizadas en clase: 1. En el marco del proyecto de centro, de grupo de escuelas, distritos, localidades. 2. Evaluación del “valor añadido” de los centros escolares (orientación). 3. Explicación de las causas del baja rendimiento escolar.

2.    Las evaluaciones nacionales identifican y describen los diferentes grupos de estudiantes, sus características y las causas de las diferencias.

  • Las evaluaciones miden el nivel de los estudiantes según el programa seguido en clase (exámenes nacionales) o tratan de detectar los factores que influyen en la calidad del aprendizaje (evaluaciones estandarizadas).
  • Las evaluaciones estandarizadas permiten hacerse une idea del nivel escolar de un grupo de estudiantes representativos de la población escolar, determinar su distribución en una escala de competencias, comprender mejor algunos factores de contexto que afectan a su éxito.
  • Delimitar los factores de éxito o fracaso permite a las autoridades del nivel descentralizado poner en marcha un dispositivo de pilotaje pedagógica. Para las escueleras, se trata de identificar a los alumnos con dificultades y los puntos no superados para programar cursos de refuerzo o apoyo.
  • Tres motores principales de a calidad de la información en un sistema de evaluación: un contexto político favorable, la armonización con el sistema educativo y la calidad de la evaluación.
  • Dialogo nacional y reciprocidad: los gobiernos tienen el deber de presentar y debatir resultados de evaluación a escala nacional con el conjunto de la sociedad. Los ciudadanos tienen el derecho y el deber de pedir cuentas acerca de los resultados de evaluación y medidas previstas.

3.    En las escuelas existe una comunicación formal e informal (boletines, escucha, intercambios, reuniones con los padres). Los resultados de los análisis importantes del sistema educativo se comunican a los grupos organizados y las instituciones.

  • Los resultados de las evaluaciones de los logros escolares constituyen el relejo de la sociedad: es importante que la comunidad y, en particular, la sociedad civil, sea informada debidamente, en función del publico destinatario, e integrada en búsqueda de soluciones para mejorar la calidad de la enseñanza. 
  • Es necesario difundir ampliamente y debatir los resultados a través de reuniones periódicas (trimestrales, semestrales, anuales) de las autoridades escolares y sus colaboradores (padres, comunidades, profesionales, entidades asociadas).
  • La comunicación de los resultados de las evaluaciones estandarizadas con el personal docente ha de ser prudente para no provocar un comportamiento defensivo y generar un rechazo automático de los resultados.
  • La mejora de la difusión de la información relacionada con las evaluaciones de los logros escolares exige igualmente que se presenten síntesis de resultados en forma de folletos, infografías, aplicaciones web u otros soportes fáciles de comprender.
  • Los datos útiles para los medios de comunicación deben tener en cuenta el público destinatario: deben servir para motivar a los colaboradores de la escuela a reflexionar sobre las acciones que han de emprenderse.