Herramientas de monitoreo

Last update 11 Abr 18
FICHA 3

El aprendizaje es un proceso en el que influye una amplia variedad de factores, muchos de los cuales no pueden examinarse directamente utilizando evaluaciones del aprendizaje. Además, poner un énfasis excesivo en las evaluaciones del aprendizaje puede provocar efectos negativos indeseados, como limitar el currículo y las prácticas docentes a "enseñar para examinar", menoscabar la salud mental del estudiante y aumentar las desigualdades por el crecimiento de las clases particulares.

Por estas razones, un plan general de seguimiento del aprendizaje de la calidad educativa debería incluir otras herramientas que vayan más allá de las evaluaciones del aprendizaje.

Algunas de las herramientas más importantes que podemos encontrar son, por ejemplo, la inclusión de indicadores significativos del aprendizaje en el censo escolar y en los Sistemas de Información sobre la Gestión de la Educación (SIGE), los sistemas de inspección y acreditación, las fichas informativas, la utilización de sistemas de información geográfica (GIS) para crear mapas de datos relevantes para la calidad y la realización de estudios y encuestas de control del gasto público.

Censo escolar: La mayoría de los países de todo el mundo utiliza un censo escolar anual como principal herramienta para recopilar información sobre las escuelas de todo el país. El censo escolar revista habitualmente la forma de un cuestionario a cumplimentar por los directores de las escuelas. El cuestionario incluye preguntas sobre factores tales como las infraestructuras escolares, el mobiliario y equipamiento, los materiales de enseñanza y aprendizaje, los ingresos y gastos escolares, así como sobre las características de los docentes y estudiantes. Estos datos se agregan normalmente a nivel regional y nacional dentro de un Sistema de Información para la Gestión de la Educación (SIGE) [enlace], y se utiliza como base para tomar luego decisiones en materia educativa. Los datos del censo escolar se pueden utilizar también como base para proporcionar información a los lectores y docentes de las escuelas.

Sistemas de Información sobre la Gestión de la Educación (SIGE): Desde mediados de los años 1980, muchos países han desarrollado Sistemas de Información sobre la Gestión de la Educación (SIGE) como herramienta más importante para el seguimiento de sus sistemas educativos. A nivel de país un SIGE es normalmente una base de datos informatizada dentro de la que se puede recopilar, procesar y utilizar la información pertinente para dar soporte a la formulación de políticas, planeamiento, seguimiento y gestión de la educación. La UNESCO ha creado un programa informático de fuente abierta gratuito (véase www.openemis.org) para ayudar a aquellos países que no cuenten con los recursos necesarios para diseñar una plataforma SIGE personalizada de calidad. 

Inspecciones/acreditación: En todo el mundo las escuelas se inspeccionan apoyándose en el argumento de que la inspección contribuye a mejorar la calidad de las escuelas y del sistema educativo. Aunque dependiendo de las tradiciones se utilizan términos distintos—como acreditación, inspección o supervisión escolar—estos procesos tienen generalmente dos objetivos interrelacionados: la rendición de cuentas pública y el desarrollo escolar. El particular equilibrio de estos objetivos y su impacto sobre la enseñanza y el aprendizaje en las escuelas dependen del contexto político y del sistema educativo de cada uno de los países.

Encuestas de seguimiento del gasto público (ESGP) y las Encuestas cuantitativas de entrega de servicios (ECES): Las Encuestas de seguimiento del gasto público (ESGP) es un método que sirve para seguir el itinerario de los fondos desde los organismos centrales hasta el nivel escolar. Permiten evaluar las fugas o desviaciones de fondos en todo el sistema educativo utilizando métodos de muestreo, proporcionando así información sobre si los recursos están siendo utilizados para los fines previstos de atender las necesidades operativas generales y mejorar la calidad de la educación. Las ESGP pueden utilizarse para verificar si los flujos fundamentales de recursos que tienen un efecto directo sobre el aprendizaje han llegado realmente a manos de los beneficiarios previstos como, por ejemplo, fondos escolares, libros de texto, materiales de aprendizaje, equipos, etc. La experiencia demuestra que la difusión generalizada de los resultados de las ESGP puede ayudar a reducir las desviaciones de fondos dentro del sistema. Las ESGP se combinan frecuentemente con encuestas cuantitativas de entrega de servicios (ECES), que se centran en otras dimensiones como los docentes fantasmas o el absentismo docente, y que también son fundamentales a la hora de tratar de mejorar la calidad del aprendizaje.

Las fichas informativas: Las fichas informativas agrupan la información disponible sobre las escuelas (por ejemplo, sobre matriculaciones, asistencia de docentes y estudiantes, así como sobre el rendimiento académico del estudiante) de una forma públicamente accesible para los agentes interesados. Existe una amplia variedad de modelos de fichas informativas, desde los modelos institucionalmente consolidados en donde la información se facilita por escuela y se publica periódicamente en Internet, a aquellas encuestas basadas en fichas informativas individuales realizadas con el apoyo de organizaciones de la sociedad civil. Según las informaciones más recientes, las fichas informativas pueden ayudar a mejorar las calificaciones de las pruebas. Las fichas informativas pueden contribuir también a mejorar el seguimiento de la escuela mediante la participación pública, siempre que la información sea "pertinente, exacta, comprensible y de fácil acceso para todos los agentes" (Hallak y Poisson, 2007).

Mapas escolares: La tecnología de los Sistemas de Información Geográfica (SIG) puede utilizarse para mapear datos por zonas geográficas con el fin de poner de manifiesto patrones y relaciones regionales que en otro caso serían menos evidentes si se representaran únicamente en tablas numéricas y bases de datos. El mapeo visual de datos complejos puede ayudar a los educadores de todos los niveles a tomar decisiones informadas sobre factores tales como la distribución de recursos, la distribución de docentes y el planeamiento de la educación en casos de conflicto y emergencias. Un ejemplo de la utilización de datos de SIGs en la educación es la herramienta de mapeo online, que permite a los usuarios mapear visualmente los datos educativos y socioeconómicos sobre los distritos escolares de todo el país.

Glosario

En la biblioteca