Desarrollar un marco de monitoreo

Last update 11 Abr 18
FICHA 4

Para conseguir mejorar la calidad del sistema educativo es esencial contar con un marco claro diseñado para hacer un seguimiento de los resultados del aprendizaje y de la enseñanza.

El marco de seguimiento debería basarse en los objetivos nacionales para el sistema educativo y debería diseñarse para hacer un seguimiento de la calidad y del desarrollo en diferentes niveles (país, región, escuela) y para diferentes grupos objetivo (autoridades escolares, docentes, estudiantes). El marco incluye cuatro fases básicas e interrelacionadas: recopilación de datos, análisis de datos, planeamiento de mejoras y apoyo de la implementación.

¿Cuál es la situación actual?

La descripción de la situación actual debe basarse en el análisis de los datos procedentes de indicadores significativos en materia de calidad y aprendizaje. Reunir todos estos datos para establecer la base de referencia en todas las áreas de medición importantes permitirá aclarar qué información se encuentra disponible de anteriores ciclos de seguimiento, si los datos son de una calidad aceptable y qué es lo que falta o necesita ser mejorado.


¿Cómo podemos tener éxito?

Utilizando todos los datos de referencia disponibles se realiza un análisis de la situación en el sector educativo

 y de las áreas prioritarias en donde es necesario realizar mejoras. El análisis de los datos ayuda a identificar los diferentes factores vinculados a los temas prioritarios, así como las posibles causas de fondo de las dificultades a las que hay que hacer frente. Este análisis es seguido por un procedimiento de toma de decisiones centrado en establecer cuáles son las mejores políticas y estrategias para abordar estos factores causales.


¿Cómo mejoramos?

Basándonos en el análisis de la situación, los responsables educativos deben, en primer lugar, elaborar planes realistas, pero también concretos y ambiciosos para mejorar los resultados a todos los niveles: escuelas, regiones y países. Estos planes revestirán la forma de programas y actividades concretas

 

 que se llevarán a cabo dentro del siguiente plan estratégico sobre la educación. A medida que estos programas y actividades se vayan definiendo deberán asociarse con los objetivos específicos y los indicadores de medición de los insumos, procesos y resultados previstos. Aunque es posible que existan ya algunos indicadores, en otros casos deberán elaborarse nuevos indicadores, junto con los instrumentos y procedimientos necesarios para obtener dicha información.


¿Cómo tenemos que implementar?

Esta sección sobre el marco del seguimiento pone el acento en cómo se implementarán los métodos de recopilación de datos previstos, en combinación con los programas y actividades planificados. Los datos específicos necesarios para la implementación del sistema de seguimiento se describen en un plan de seguimiento, que establece claramente:

  • Los indicadores y su conexión con el marco lógico.
  • Los papeles y responsabilidades en materia de recopilación de datos, verificación de la calidad de los datos, realización de análisis de datos, elaboración de informes y toma de decisiones basadas en los datos.
  • El flujo de datos desde los lugares de recogida originales, pasando por el personal técnico hasta llegar a la dirección y los órganos responsables de la formulación de las políticas educativas.
  • La gestión de los datos, incluyendo procedimientos de almacenamiento, privacidad y protección de datos y análisis.


El marco de seguimiento como un proceso continuo

El ciclo del marco de seguimiento sigue girando mientras se van implementando los programas y actividades y se recopilan los datos de seguimiento. Los datos recopilados se utilizan para determinar los cambios a realizar a partir de la base de referencia del período de evaluación anterior y se realizan nuevos análisis de áreas en donde se necesitan más avances y nuevas estrategias.

Herramientas

 

Un plan de seguimiento - plantilla (en inglés)

 

Glosario

En la biblioteca