Velando por la relevancia de los datos sobre el aprendizaje

Escrito el 31 Ene 17 por Talia de Chaisemartin, Ursula Schwantner
Evaluación de conocimientos
Investigación en educación

 

Pasos fundamentales para trasladar los resultados de las evaluaciones a las políticas y prácticas educativas

¿Hace ruido el árbol que cae en un bosque cuando no hay nadie para escucharlo? Esta paradoja ha sido objeto de reflexión desde hace cientos de años, pero sigue planteando nuevos interrogantes en cuanto a los esfuerzos que se hacen a nivel internacional para mejorar los resultados de aprendizaje. Es una pregunta fundamental ante la que tenemos que detenernos y reflexionar: ¿qué relevancia tiene una evaluación del aprendizaje si nadie entiende o ni siquiera lee el informe?

NEQMAP, ACER, and GPE comparten pasos fundamentales que permiten trasladar los resultados de las evaluaciones a las políticas y prácticas educativas.

Taller de desarrollo de capacidades

En un evento auspiciado recientemente por la UNESCO Bangkok, la Red sobre el Monitoreo de la Calidad de la Educación en la Región Asia-Pacífico (NEQMAP) celebró un taller de trabajo de desarrollo de capacidades de cuatro días de duración para abordar de manera concreta este problema: la información y difusión de las evaluaciones de aprendizaje a gran escala. Este evento, organizado en colaboración con el Consejo Australiano de Estudios Educativos (ACER) y con el apoyo de la Alianza Mundial para la Educación (GPE por su siglas en inglés), reunió a alrededor de 30 funcionarios públicos de 15 países y a representantes de otras entidades colaboradoras de la región con el fin de intercambiar conocimientos y buenas prácticas sobre los pasos más importantes que hay que dar en un programa de evaluación del aprendizaje. A continuación les ofrecemos algunas de las lecciones fundamentales de este taller.

El problema: los datos de las evaluaciones no se utilizan para formular las políticas

Las evaluaciones a gran escala deberían diseñarse con el objetivo de obtener datos para ayudar a abordar los problemas y metas de las políticas educativas para mejorar en último término el aprendizaje. Sin embargo, frecuentemente los datos de las evaluaciones no se utilizan para formular de las políticas educativas. Además, tal y como demuestra un reciente estudio de la región Asia-Pacífico, se puede decir incluso que aún hay menos pruebas de que los datos de las evaluaciones a gran escala influyan sobre las políticas sobre la docencia y el aprendizaje a nivel de escuela y aula.

Los participantes en los talleres deliberaron sobre las diferentes barreras a las que tienen que hacer frente cuando utilizan los datos de las evaluaciones a gran escala. La difusión no suele formar parte del proceso de planificación: normalmente no hay estrategias sobre cómo comunicar los resultados, falta financiación para elaborar y difundir los informes, y a veces las evaluaciones no están sincronizadas adecuadamente con el ciclo de desarrollo de las políticas.

Otros obstáculos tienen que ver más con problemas de capacidad: no hay recursos humanos con conocimientos técnicos suficientes para realizar análisis en profundidad, es necesario elaborar informes adaptados específicamente a diferentes agentes y grupos educativos, y hacer que los resultados de las evaluaciones se traduzcan en políticas pertinentes. Los principales agentes y actores educativos carecen también de la capacidad necesaria para comprender e interpretar los resultados, e incluso existe la percepción de que la calidad técnica propiamente dicha de los programas de evaluación es baja, lo que les resta legitimidad como fuente de información para formular políticas. Finalmente, los resultados pueden centrarse de una manera indebidamente excesiva en los rankings y en los resultados brutos, en lugar de ofrecer información clara sobre las implicaciones para la docencia y el aprendizaje que sean significativas y pertinentes para  grupos específicos como los padres, los docentes y las autoridades educativas regionales.

Pasos para alcanzar una solución: informes y difusión estratégica

El taller de la NEQMAP generó muchas ideas sobre la elaboración de informes, la difusión y la introducción de los resultados de las evaluaciones en las políticas y prácticas educativas.

Ideas más importantes:

  • El plan de evaluación debería incluir una estrategia clara de información y difusión que destaque los vínculos entre el análisis y las metas definidas de política educativa.
  • Deberían utilizarse técnicas de análisis de datos adecuadas para analizar los datos  contextuales y sobre el rendimiento, y para interpretar las asociaciones entre los mismos.
  • Antes de crear los informes, es necesario detectar cuáles son las conclusiones que despiertan un mayor interés entre los agentes y actores educativos.
  • Utilizar diferentes formatos y métodos para informar, y emplear diferentes canales de difusión para llegar a diferentes audiencias, incluyendo diferentes tipos de medios tanto tradicionales como nuevos. Facebook, Twitter y YouTube son algunas de las nuevas estrategias de medios para compartir las conclusiones más importantes de los informes con audiencias más amplias.
  • La presentación de informes y su difusión es algo que debe irse realizando a lo largo del programa de evaluación, y no solamente al final.
  • Muchas de estas ideas eran nuevas para los participantes en el taller. Hasta ahora la mayoría de los países presentes no había pensado en sus audiencias objetivo al elaborar sus informes, y tampoco habían preparado más de un producto de conocimiento para comunicar las conclusiones a diferentes agentes y actores educativos, ni habían elaborado un plan para difundir las conclusiones.

Intercambiar buenas prácticas

En este evento también se intercambiaron buenas prácticas de presentación de informes y difusión en toda la región. Por ejemplo, el sistema nacional de evaluación de la educación (NEAS) de Pakistán tiene una estrategia de difusión que se dirige a diferentes audiencias. Además de publicar un informe técnico a nivel nacional, publica varios informes no técnicos más reducidos para diferentes audiencias. Los docentes reciben un resumen de una página de las "buenas y malas noticias" de la evaluación, así como materiales de oficina típicos como calendarios, libretas de notas, con la finalidad de conseguir la más amplia difusión posible de las conclusiones fundamentales de la evaluación. De igual forma, el Informe Anual sobre la Situación de la Educación (ASER), una evaluación a gran escala y dirigida a los ciudadanos que se realiza en la India, elabora diferentes informes de evaluación destinados a grupos objetivo de la administración pública y un informe lleno de gráficos con mensajes impactantes para la opinión pública. El ASER también difunde online los resultados del informe ofreciendo numerosos contenidos en su sitio web, así como publicando mensajes concisos y creativos a través de sus canales en las redes sociales. 

Con el apoyo de facilitadores y de sus colegas de otros países, los funcionarios públicos han elaborado una estrategia de difusión de su evaluación a gran escala y han vuelto a su país con un plan de acción sobre cómo implementar a corto, medio y largo plazo todo lo que han aprendido en el taller.

La Secretaría del NEQMAP en la UNESCO de Bangkok está trabajando ahora con ACER sobre una serie de estudios de caso de actualidad para ofrecer ejemplos innovadores sobre cómo se pueden utilizar los resultados de las evaluaciones a gran escala para formular las políticas y prácticas educativas. Apoyándose en los trabajos previamente realizados, esta serie hará una reseña de los trabajos sobre programas de evaluación y países específicos para conseguir la difusión y utilización de los resultados de las evaluaciones. Resulta muy alentador que existan estos ejemplos, pero necesitamos saber más sobre ellos y los estudios de caso nos ayudarán a intercambiar estos conocimientos en beneficio de todos los países, agentes y grupos de interés educativos.

Cambiando a un planteamiento sistémico para medir y mejorar el aprendizaje

La evaluación en sí misma y por sí misma no mejorará el aprendizaje. Debemos ir más allá y esforzarnos por conseguir sistemas de evaluación del aprendizaje sólidos y propios de cada país. Como parte de este esfuerzo, la Alianza Mundial para la Educación está lanzando en estos primeros meses de 2017 la iniciativa Evaluación para el Aprendizaje (A4L) . La iniciativa A4L aspira a reforzar los sistemas de evaluación del aprendizaje ofreciendo asistencia técnica y financiera para generar capacidades a nivel de país y de región. La iniciativa se apoyará en las herramientas de diagnóstico existentes, en el apoyo del planeamiento y análisis sectorial, así como en el trabajo de las redes de evaluación regionales como la NEQMAP. Las inversiones para fortalecer y consolidar las evaluaciones del aprendizaje se vincularán a los procesos de planeamiento nacional, garantizando su sostenibilidad mediante su integración dentro de los planes del sector de la educación.

Si los resultados de las evaluaciones no se recogen, publican y difunden en informes, no llegarán al conocimiento de los agentes y actores educativos, que son los que influyen en cómo aprenden nuestras hijas e hijos.  No podemos permitirnos caer en la intrascendencia, como el árbol que cae silenciosamente porque no hay nadie que sea testigo de ello. Las evaluaciones del aprendizaje juegan un papel esencial en impulsar la mejora de la calidad de la educación para todos, y debemos continuar apoyando a los países para que implementen sistemas que permitan que los resultados sean escuchados, comprendidos y que se pueda actuar sobre los mismos en consecuencia.

Añadir a favoritos