Sobre los resultados del aprendizaje en las aulas multigrado y monogrado en la India

Escrito el 25 Feb 20 por Steffi Elizabeth Thomas
Evaluaciones dirigidas por los ciudadanos
Educación rural

 

Las aulas multigrado, en las que coinciden alumnado de dos o más grados distintos y un solo docente les enseña durante un tiempo determinado, se consideraron un medio importante para lograr el acceso universal a la educación. Esas aulas existían bien como una necesidad debida a factores como la escasez de profesorado, el absentismo laboral o las matriculaciones insuficientes, o como una reforma pedagógica en casos como la Escuela Nueva en Colombia.

Los estudios pasados han descubierto que las aulas multigrado son complejas y que requieren una formación adecuada del profesorado, así como los materiales de aprendizaje y enseñanza correctos para que funcionen adecuadamente. Aunque limitadas, sí disponemos de pruebas que afirman que pueden afectar negativamente a los logros de aprendizaje del alumnado si se implementan de manera inapropiada. En el contexto actual de los Objetivos de Desarrollo Sostenible sobre la Educación (ODS 4), en los que la calidad de la educación adquiere preferencia, hay una necesidad en aumento de poder medir los resultados del aprendizaje en relación con la pedagogía de las aulas y la agrupación del alumnado.

En este contexto, una investigación de 2018 llevada a cabo bajo el Research Fellowship Programme de la People’s Action for Learning (PAL) Network, explora las disparidades de aprendizaje entre los niños y las niñas que asisten a aulas multigrado y monogrado en la India.

¿Por qué es una investigación única?

El estudio, que se presentó en el último congreso de la PAL Network en Katmandú, Nepal, empleaba datos estadísticos procedentes del Annual Status of Education Report (ASER) de 2016 en la India, una Evaluación liderada por la ciudadanía que se lleva a cabo en los hogares. ASER evalúa a los niños y las niñas entre 5 y 16 años de edad sobre las destrezas básicas de lectura, escritura y aritmética, incluyendo tanto a quienes asisten al colegio como a quienes no. ASER recoge también información sobre la dotación del hogar, incluyendo la propiedad o no de vehículo motorizado, televisor, teléfonos, la educación de los progenitores, las clases particulares y otras variables que se consideran que tienen un impacto sobre los resultados de aprendizaje de los niños y las niñas. Son evaluaciones a escala nacional y cubren todos los distritos rurales del país. 

Este estudio, por lo tanto, va más allá que otros estudios previos que empleaban los datos de las encuestas de hogares y tiene en cuenta los efectos potenciales sobre los resultados del aprendizaje de factores contextuales como el estatus económico de hogar, las características demográficas de cada niño o niña, así como características de la escuela, como la ratio alumno/docente, la infraestructura escolar, etc. Explora (i) la incidencia de las aulas multigrado en la India rural y (ii) la disparidad de aprendizaje entre el alumnado que asiste a las aulas multigrado y a las aulas monogrado. La muestra del estudio abarca más de 10.000 estudiantes de cada uno de los cursos 2 y 4 en casi 7.000 escuelas gubernamentales.

Aulas multigrado en la India rural

En la India las aulas multigrado existen tanto como una elección bajo la forma de un modelo de Aprendizaje Basado en la Actividad (ABA)1, como una necesidad producida por los decretos políticos2 y/o derivada de un alto absentismo del profesorado3.

El modelo ABA, certificado por las Naciones Unidas como una innovación pedagógica, se adoptó a gran escala en varios Estados indios, principalmente en los cursos de primaria. Se originó en las zonas rurales de Andhra Pradesh para superar los desafíos del aprendizaje lento o del no aprendizaje, las altas tasas de abandono y la prevalencia de las aulas multigrado4.

¿Qué sentido tienen las aulas monogrado en los Estados que aplican el modelo ABA?

Las evaluaciones de los modelos ABA de los distintos Estados han descrito mejoras en los resultados del aprendizaje. No obstante, la sostenibilidad de este modelo depende en enorme medida de la disponibilidad del profesorado, del apoyo del personal y de los materiales de aprendizaje. Allí donde estos factores no estaban a la altura, el modelo no tenía un impacto significativo.

Según la encuesta ASER 2016, el alumnado del segundo curso en el 62 por ciento de las escuelas y el alumnado de cuarto curso en el 56 por ciento de las escuelas compartían su aula con alumnado de otro curso. Si se fragmentan más los cálculos, escogiendo los Estados que implementaron el modelo ABA a escala estatal (a los que nos referimos aquí como Estados ABA), el alumnado de los cursos segundo y cuarto en más del 60 por ciento de las escuelas en los Estados ABA estaba en un entorno multigrado. En los Estados no ABA esto se cumplía en un 50 por ciento de las escuelas. Es importante señalar aquí que el carácter multigrado es una característica intrínseca del modelo ABA, por lo tanto, la presencia de aulas monogrado (en aproximadamente un 40 por ciento de las escuelas) en los Estados ABA suscita una preocupación por la implantación del modelo en sí.

¿Ha sido eficaz el modelo ABA a la hora de mejorar el aprendizaje del alumnado?

Las destrezas de lectura y escritura básicas generalmente son bajas entre el alumnado de los cursos segundo y cuarto en la India. Este estudio descubría que, como media, menos del 20 por ciento del alumnado de segundo curso podía leer un texto de nivel uno, mientras que menos del 40 por ciento del alumnado de cuarto curso podía leer un texto de nivel dos. Dentro de los Estados no ABA, los resultados de aprendizaje en las aulas multigrado producto de la necesidad son semejantes a los de las aulas monogrado. Mientras que, en general, los resultados de aprendizaje son ligeramente mejores en los Estados ABA, dentro de ellos no hay una diferencia significativa entre los resultados de aprendizaje de las aulas multigrado y monogrado. Esto a su vez suscita cuestiones sobre la eficacia del modelo ABA a la hora de mejorar los resultados del aprendizaje.

Para reflexionar

Las aulas multigrado parecen ser una realidad inevitable, especialmente en las regiones con una población escasa. No obstante, en el caso en el que tanto los currículos del profesorado como del alumnado estén diseñados para un aula monogrado, cualquier forma de pedagogía sea ineficaz. Más aún, puesto que los estudios han mostrado que las aulas multigrado son rentables, que son un medio importante para conseguir que la educación sea accesible para todos y todas y que pueden mejorar tanto las destrezas sociales como los resultados académicos, hay una necesidad urgente de reconocer estos beneficios y adoptar formas en las que los currículos y la formación del profesorado puedan diseñarse para cosechar lo mejor de estas aulas.

 

  1. Adoptado por diversos Estados a partir del programa Multi-Grade Multi-Level (MGML) del Rishi Valley for Educational Resources (RIVER) en Andhra Pradesh.
  2. La ley de Derecho a la Educación de 2009 ordena un docente por cada 30 estudiantes en la escuela primaria y un aula por docente. En este sentido, las escuelas pequeñas, con 60 estudiantes o menos repartidos a lo largo de varios cursos tendrían dos docentes y dos aulas, lo que hace inevitables las aulas multigrado.
  3. El informe ASER de 2016 descubrió que la tasa de absentismo laboral en las escuelas gubernamentales rurales de la India ascendía al 15 por ciento.
  4. En la India los currículos estudiantiles y la formación del profesorado atiende predominantemente las necesidades de las aulas monogrado. Si el aula es multigrado, solamente se enseña a uno de los cursos mientras que el otro curso queda desatendido, sin que se produzca ninguna enseñanza-aprendizaje.
     
Añadir a favoritos