Producir un cambio radical en la representación de las niñas y las mujeres en la ciencia y en las ingenierías

Escrito el 06 Feb 19 por Dr Elpida Makrygianni

Producir un cambio radical en la representación de las niñas y las mujeres en la ciencia y en las ingenierías

Questiones de género en la educación
Enseñanza de las matemáticas y ciencias

 

El 11 de febrero marca la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una llamada a abordar la equidad de género y un recordatorio de nuestro compromiso en tanto comunidad global de promover el acceso y la participación completos e igualitarios de las mujeres y las niñas en las ciencias y en las ingenierías.

Resolver los desafíos sistémicos para lograr la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030, dependerá en buena medida de nuestra capacidad de atraer a un grupo de talentos diversos, de aportar nuevas ideas, creatividad y perspectivas diferentes. La ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM) y la equidad de género son ambas vitales para lograr un desarrollo sostenible y para cumplir nuestro compromiso en tanto comunidad global de que «nadie se quede atrás».

Durante décadas, el número de niñas y mujeres en las ciencias y las ingenierías se ha quedado curiosamente estancado. A pesar de los muchos esfuerzos, nada ha cambiado demasiado y aún queda mucho por conseguir: las niñas y las mujeres siguen estando excluidas de la participación y el acceso integral a estos campos. Cuando fracasamos a la hora de capacitar a las niñas y las mujeres para que se beneficien de carreras en ciencias e ingenierías, estamos desperdiciando sus aportes para conformar y cambiar el mundo y para hacer estos campos más diversos, inclusivos y un reflejo más exacto de la sociedad en general.

Por esta razón, en 2014 la Facultad de Ingeniería del University College de Londres, en Gran Bretaña, implantó la 50:50 Pre-19 Engineering Engagement Strategy.

Según esta estrategia, repensamos y rediseñamos actividades y elaboramos nuevos programas, reconociendo la necesidad de un cambio real en los sistemas, escenarios y procesos que actualmente están implantados. En el núcleo de esta estrategia reside la intención de fortalecer y diversificar la fuerza de trabajo de las ingenierías, animando a jóvenes de todos los orígenes a contemplar trayectorias profesionales tanto «dentro» como «a partir de» de las ingenierías. Busca cambiar las percepciones estereotípicas de las elecciones y carreras adecuadas en la mente de los y las jóvenes, especialmente en lo que concierne a las chicas, y las de las personas que más influyen sobre esas elecciones, concienciando acerca de la amplia y apasionante variedad de carreras dentro del campo de las ingenierías. Estas intervenciones se centran en la totalidad de la educación primaria y secundaria, ofreciendo a chicos y chicas a partir de la edad de cuatro años una oportunidad equitativa de experimentar las ingenierías. Implantada a lo largo de nuestros 134 programas STEM, hasta ahora, esta estrategia conecta anualmente a 6.000 jóvenes y a una red de 529 escuelas con 623 personas procedentes de la Facultad de Ingeniería de la UCL, entre plantilla y alumnado.

En todos nuestros programas STEM insistimos y nos aseguramos de la participación de las chicas al 50%. Exigir una participación de un 50% de chicas en todos nuestros programas nunca se planteó como una simple cuestión de alcanzar un porcentaje de género equilibrado del 50%. Se trataba de enviar un mensaje claro, potente y coherente en el aula, en el hogar y en la sociedad sobre la necesidad de romper con las amenazas estereotípicas que han creado barreras invisibles que limitan a las chicas. Es una cuestión de empoderamiento y de capacitar a las chicas y a las mujeres para que alcancen todo su potencial, aumentando su resiliencia y su confianza. Como resultado, nuestra estrategia 50:50 ha creado un cambio realmente radical en la diversidad, en el que la tasa de participación de las chicas en nuestros programas se ha incrementado desde un 19% a un 63% en tan solo un año y en el que se ha producido un aumento similar de alumnos negros, asiáticos y procedentes de minorías étnicas (BAME).

El éxito de nuestra estrategia se debe a la adopción e implantación de las siguientes prioridades estratégicas clave:

Fomentar la INCLUSIVIDAD y la EQUIDAD

Adoptando un enfoque interseccional, nuestros programas son inclusivos tanto en la participación del alumnado como en la oferta de una amplia gama de capacidades y de niveles de entendimiento. Nuestro enfoque incluye: inversión en actividades personalizadas para el desarrollo de las capacidades, concienciando a través de canales múltiples y diversos, y un innovador proceso de selección de aspirantes.
De esta manera, hemos logrado una amplia diversidad y la inclusión de grupos que, de otra manera, habrían sido excluidos, debido a las estructuras sociales invisibles.

Aprendizaje mediante INGENIERÍA EXPERIMENTAL

Permitir a los y las jóvenes que participen activamente en proyectos auténticos, de final abierto, mediante un enfoque experimental, que vean cómo se aplican las ingenierías en el mundo real, a la vez que contribuyen al proceso. Dar sustancia y sentido a los conceptos teóricos abstractos a la vez que se elabora su conocimiento, sus destrezas y su comprensión. Invitar a los y las jóvenes a descubrir la naturaleza creativa, medioambiental y humanitaria de las ingenierías y su importancia para la sociedad, a través de la investigación puntera que se produce en nuestros laboratorios. Animar a los y las jóvenes a implicarse en el proceso de diseño y fabricación, de resolución de problemas y a dar voz tanto a su creatividad como a su pensamiento crítico.

Inspiración mediante FIGURAS DE REFERENCIA CERCANAS EN LAS INGENIERÍAS

Aumentar nuestra cohorte de figuras de referencia cercanas en las ingenierías mediante el alumnado de grado y de posgrado de las ingenierías de la UCL, procedente de una amplia variedad de orígenes. Centrarse en modelos femeninos potentes para la representación de las mujeres en las ciencias y las ingenierías en todos los cursos, desde la educación primaria hasta la secundaria. Nuestro alumnado comparte sus propias experiencias y sus diferentes trayectorias personajes dentro de las ingenierías, actuando como mentores y reflexionando acerca de cómo podrían infundir su pasión por las STEM a una persona más joven. Así el alumnado más joven empieza a crear una red de contactos sociales con ingenieros e ingenieras reales, conociendo a jóvenes como ellos y ellas y aprendiendo de nuevas figuras de referencia con las que se pueden comparar y relacionar.

Priorizar la INTERVENCIÓN TEMPRANA

Priorizar la intervención temprana, desafiar los mensajes estereotípicos que se forman a una edad muy temprana y que impiden que las chicas desarrollen todo su potencial. Presentamos a niños y niñas de edades tan tempranas como los 4 años el mundo de las ingenierías, permitiéndoles que aprendan y que trabajen junto a ingenieros e ingenieras reales en la universidad y en la industria, mediante una interacción continua y progresiva, a la vez que se desarrollan sus destrezas de lectoescritura y cálculo, así como su comprensión y conocimiento de la ciencia y de la ingeniería.

Apoyar al profesorado mediante el DESARROLLO PROFESIONAL

Reconocer que una educación de alta calidad en el aula se basa en un profesorado excelente y del aprendizaje que estos susciten. Ofrecer al profesorado oportunidades de desarrollo profesional continuo de alta calidad, así como apoyarlos en el aula con recursos adecuados al currículo y con personal experto formado. Apoyamos al profesorado para que se sienta seguro e innovador cuando imparte STEM, creando una experiencia de aprendizaje auténtica y ayudando al alumnado a desarrollar destrezas que necesitará para tener éxito en el siglo XXI y más allá.

A lo largo del proceso de diseño e implantación de nuestros programas, hemos aprendido las siguientes lecciones:

  • Desarrollar y diseñar actividades e iniciativas en las que el profesorado, el personal laboral joven y los consejos locales se impliquen activamente en el proceso. Escuchar a las comunidades y las escuelas locales cuando comparten sus ideas, experiencias y necesidades.
  • Desarrollar paquetes de herramientas y ofrecer cursos de formación para ayudar al profesorado a desafiar los estereotipos; entender y abordar los sesgos inconscientes y los estereotipos de género.
  • Repensar los sistemas, procesos y enfoques actuales a la hora de atraer a un grupo de gente joven más diversa, especialmente más niñas y mujeres.
  • Repensar los canales comunicativos que se emplean para despertar las conciencias, las imágenes y el vocabulario que se usa. Invertir en actividades que desarrollen capacidades mediante programas personalizados y diseñar un proceso de selección de los y las aspirantes que sea justo e inclusivo.
  • Unir fuerzas con organizaciones caritativas, organismos, empresas y universidades del mismo campo para maximizar sinergias, alcanzar el mayor impacto posible y llegar hasta jóvenes de toda condición social. No trabajar en silos. Buscar un consenso en torno a una campaña nacional.
  • Invertir en programas coherentes, con sentido, que permitan que personal científico y de ingenierías de orígenes diversos actúen como figuras de referencia y trabajen con los niños y las niñas desde muy temprana edad, a lo largo del tiempo, para aumentar su capital científico y su comprensión de las distintas trayectorias profesionales dentro de las STEM.

 

Añadir a favoritos