Preparar a los adolescentes para el futuro del trabajo: transformando la educación STEM en Ruanda

Escrito el 07 Ago 19 por Line Kuppens
Enseñanza de las matemáticas y ciencias
Questiones de género en la educación

La población de Ruanda es joven y está creciendo. Se estima que 220.000 adolescentes se incorporan cada año al mercado laboral. Muchos jóvenes, especialmente mujeres, que aspiran a tener un trabajo y un salario dignos, se ven frenados no sólo por el lento crecimiento del empleo en el sector formal, sino también porque no tienen una formación adecuada. La transformación de la educación sienta las bases para satisfacer las aspiraciones de los adolescentes y prepararlos para el futuro del trabajo. La VVOB quiere aprovechar que transformación de la educación es el tema que preside este año el Día Internacional de la Juventud para compartir su experiencia de trabajo en la transformación de la educación STEM en Ruanda y su conversión en una poderosa herramienta para que los jóvenes, niños y niñas, consigan un trabajo digno y gratificante en una economía en rápido crecimiento. 

Ruanda ha elaborado un programa político que tiene como objetivo convertirse en un país de ingresos medios (MIC) para el 2020, conocido como Visión 2020. Este programa describe las estrategias diseñadas para Ruanda, que tradicionalmente ha tenido una economía agrícola de subsistencia, para convertir el país en una sociedad basada en el conocimiento e impulsada por las TIC. Estas estrategias están encabezadas por el desarrollo de una sólida base de graduados en ciencias, tecnología e innovación. Sin embargo, solo una minoría de graduados de secundaria elige un campo de estudio relacionado con las STEM, debido en parte a que socialmente se percibe como un área demasiado difícil o predominantemente masculina. Además, muchos adolescentes carecen de competencias básicas STEM sólidas. Se necesitan medidas para mejorar la educación STEM en primaria y secundaria y preparar a 2.606.000 adolescentes ruandeses (de entre 10 y 19 años) para el futuro del trabajo. 

Los déficits de aprendizaje actualmente existentes pueden revertirse invirtiendo en actividades innovadoras y pertinentes de formación y capacitación docente. Además, la introducción de pedagogías sensibles al género permite a las adolescentes elegir y culminar con éxito sus estudios de competencias STEM.  

Invertir en profesores = invertir en resultados de aprendizaje

Dejando al margen el control del entorno familiar, la calidad de la enseñanza es el factor individual más importante para los resultados del aprendizaje. Sin embargo, muchos profesores de Ruanda carecen de los conocimientos de contenidos y de las competencias necesarias, sobre todo en el campo de las STEM, para impartir una enseñanza de calidad para todos. Para ayudar a solucionar este problema, la VVOB ofrece e institucionaliza actividades de desarrollo profesional permanente para docentes, contando para ello con la colaboración de la Fundación MasterCard. La VVOB está formando mentores escolares (SBM) y líderes de asignaturas STEM en 612 escuelas primarias y 800 secundarias en 17 distritos de Ruanda, para que para formen, guíen y aconsejen a sus compañeros a cómo mejorar sus competencias y habilidades docentes. La formación está coorganizada y certificada por la Facultad de Educación de la Universidad de Ruanda (UR-CE) y la Junta de Educación de Ruanda (REB), socios fundamentales de la VVOB. 

LA VVOB también apoya a los SBMs y a los líderes de materias STEM en la creación de Comunidades de Prácticas (CoP). En una CoP, los docentes se ayudan mutuamente a dar sentido al contenido del plan de estudios y a desarrollar recursos de enseñanza y unidades didácticas adecuadas. Las investigaciones demuestran que las CoPs son una forma muy eficaz de aprender y que, sobre todo, capacitan a los docentes para hacer frente a los desafíos que se les presentan y mejorar sus propias prácticas.

Aplicación de una "lente de género"

Ruanda ha hecho grandes avances en la consecución de la igualdad de género en la educación. De hecho, actualmente hay más niños que niñas matriculados en educación secundaria, aunque solo el 38,2 % de la población en edad escolar asiste a la escuela secundaria. Sin embargo, los niños siguen superando a las niñas en los exámenes nacionales, alimentando la creencia de muchas niñas de que no pueden rendir tan bien como sus compañeros varones.

Al ser modelos de referencia, los docentes, aunque también los líderes escolares, influyen, en las normas grupales y en las expectativas personales que pueden crear o destruir oportunidades. La VVOB trabaja para sensibilizar a los dos grupos sobre el efecto negativo de los prejuicios y ofrece herramientas para crear un entorno escolar sensible al género, incluyendo consejos y trucos sobre como tener en cuenta el género a hora de crear grupos de estudiantes, así como directrices sobre cómo utilizar un lenguaje sensible al género.

En términos más generales, la VVOB está comprometida con la creación de entornos escolares propicios para el aprendizaje, donde los niños y niñas adolescentes se sientan seguros y apoyados. La adolescencia es de por sí una fase vulnerable de la vida, caracterizada por profundos cambios socioemocionales, cognitivos y físicos. Las experiencias negativas, ya sea en forma de acoso escolar, insultos verbales o intimidación sexual, pueden afectar gravemente el bienestar de los adolescentes y, por lo tanto, al rendimiento escolar.

Agricultura: presente y futuro

Transformar la educación STEM para preparar a los adolescentes para el futuro del trabajo es una condición necesaria, aunque no suficiente, para garantizar que todos los 220.000 jóvenes que entran en el mercado laboral cada año encuentren un trabajo digno y gratificante. La creación de empleo en el sector formal no crece simplemente al mismo ritmo, debiendo tenerse en cuenta también las bajas tasas de matriculación en secundaria. La agricultura es presente y futuro en una sociedad tradicionalmente agrícola como la ruandesa. Un factor positivo es la subida del empleo asalariado en el sector agrícola. Sin embargo, hasta ahora, solo constituye el 12 % del empleo, en comparación con el 60 % de la agricultura de subsistencia. Por lo tanto, es necesario dotar a los adolescentes de las competencias emprendedoras necesarias para estimular la creación de empleo, el crecimiento y la productividad en el sector.

La VVOB ya está formando a los adolescentes de Uganda y la República Democrática del Congo, para que se conviertan en "agripemprenderores" mejorando la gestión y la participación de los estudiantes y los maestros en los procesos de gestión de las fincas de cultivo escolares y de las unidades de producción propiedad de los colegios. La VVOB aspira también a mejorar la calidad de la educación y formación agrícola formal, ofreciendo a los estudiantes (instructores) la oportunidad de aprender mientras trabajan.

Los adolescentes son importantes

En muchas partes del mundo, el desempleo juvenil es casi el doble que el de los adultos. La VVOB trata de mejorar las oportunidades de los adolescentes facilitando la transición al mercado laboral y al aprendizaje continuo, creando al mismo tiempo entornos escolares inclusivos, equitativos, seguros y solidarios. El Informe Técnico nº 4 de la VVOB "Mejorando el bienestar, el aprendizaje y las oportunidades de los adolescentes", describe nuestra estrategia y presenta nuestro trabajo en Ruanda, Uganda y la República Democrática del Congo, así como en Camboya, Surinam y Ecuador, donde la VVOB se centra principalmente en la igualdad de género y/o en la EFTP (educación y formación técnica y profesional). 

Añadir a favoritos