Educación para la ciudadanía mundial en práctica - La experiencia de EAA

Escrito el 21 Mayo 19 por Education Above All Foundation
Educación para la ciudadanía mundial

 

La educación para la ciudadanía mundial (GCED) es crucial para un desarrollo sostenible. Incentiva la adquisición de destrezas, valores, actitudes y conductas que empoderan al alumnado para asumir papeles activos, para enfrentarse y resolver los desafíos mundiales y para convertirse en contribuyentes proactivos y así hacer un mundo más pacífico, tolerante, inclusivo y seguro.

GCED tiene tres dimensiones centrales para el aprendizaje:

  • Primero, destrezas cognitivas que posibiliten la adquisición del conocimiento, de la comprensión y del pensamiento crítico sobre temas mundiales, así como sobre la interdependencia de los países y de las diferentes poblaciones. 
  • Segunda, el aprendizaje socio emocional, que inventiva el sentimiento de pertenencia a una humanidad común, de compartir valores y responsabilidades, así como la empatía, la solidaridad y el respeto por la diversidad.
  • Tercero, las destrezas conductuales para poder actuar con responsabilidad en el nivel local, nacional e internacional para construir un mundo más pacífico y sostenible.

GCED apoya la Meta ODS 4.7, que se centra en el conocimiento y las destrezas necesarias para promover el desarrollo sostenible. Mientras que los enfoques definitorios proporcionan un marco conceptual muy necesario para entender lo que significa 'ciudadanos del mundo', es igualmente importante entender alguna de las maneras en las que las personas experimentan su transformación individual para convertirse en 'ciudadanos y ciudadanos del mundo'. Ser parte de una ciudadanía mundial requiere un proceso de comprensión, empoderamiento y acción.

A menudo la teoría no logra convertirse en un cambio práctico sostenible. Los cuatro programas de la fundación Education Above All (EAA) apoyan proyectos en una serie de áreas, que proporcionan valiosas lecciones para promover la ciudadanía mundial y buenos ejemplos de cómo vincular la teoría y la práctica.

1. El programa de EAA Reach Out to Asia (ROTA) se centra en el empoderamiento juvenil con iniciativas que integran el diálogo y la acción para promover la ciudadanía mundial entre la población juvenil en diversos contextos. Su iniciativa MENA Youth Capacity in Humanitarian Action (MYCHA) forma a la juventud para diseñar e implementar contribuciones positivas en entornos afectados por una crisis.

 

MENA Youth Capacity Building in Humanitarian Action (MYCHA).

La iniciativa ENPOWER de ROTA anima a la población juvenil a formar clubs dirigidos por jóvenes, a identificar los temas a los que se enfrenta su comunidad y a desarrollar sus propios proyectos de servicios para abordar estos temas. Los International Volunteer Trips de ROTA son viajes que emplean el intercambio cultural para ensanchar las perspectivas mundiales de la juventud sobre la ciudadanía. Cada una de estas iniciativas ha aumentado la percepción entre la juventud de que sus acciones pueden suponer una diferencia y ha incentivado su servicio a la sociedad. Una lección clave es que es esencial pasar a la acción, porque construye capacidades de liderazgo transformativo y proporciona oportunidades para que la juventud profundice en esas capacidades mediante múltiples oportunidades prácticas para el aprendizaje, la acción y la reflexión.

2. Al Fakhoora también se centra en la capacidad agente de la juventud y trabaja para proporcionar destrezas, saberes y experiencias que les permitan convertirse en personas con mentalidad cívica que actúen teniendo en cuenta el interés general de sus comunidades. Su enfoque posibilita una conexión fundamental: la ciudadanía mundial requiere una mentalidad cívica. Al Fakhoora ha proporcionado al alumnado radicado en Gaza un programa completo, en varias etapas, de liderazgo civil para convertirse en ciudadanos y ciudadanas globales, con actitud positiva e inspiradora. Un análisis de la estructura de dicho programa nos proporciona lecciones más generales sobre cómo apoyar a la juventud que vive en entornos conflictivos /post conflictivos, así como sobre cómo un currículo centrado en la GCED puede inspirar y empoderar al alumnado para convertirse en agentes del cambio dentro de sus propias comunidades.

 

Después de recibir formación en diversas destrezas de liderazgo, el alumnado de Al Fakhoora trabaja con adolescentes en Gaza para diseñar e implementar iniciativas comunitarias sostenibles. Este programa se implementó junto con UNICEF.

El enfoque que adopta Al Fakhoora incluye tanto teoría como actualización, basado en la creencia de que el conocimiento sin la practica conduce a no desarrollar todo el potencial. Otra lección fundamental es que el contexto local es importante y que la juventud tiene que variar de una región a otra, que requiere un enfoque flexible y a medida del currículo, más que un enfoque 'talla única'. Esta flexibilidad ha permitido que el programa se adapte cuando se aplica en asociación con UNDP y SPARK en los contextos de Cisjordania, Turquía, Líbano e Irak.

3. Educate a Child (EAC), lanzado en 2012 con el objetivo inicial de enrolar a 10 millones de escolares (OOSC), trabaja con diversos socios en diferentes contextos para alcanzar el OOSC en comunidades marginalizadas. Una serie de proyectos EAC en India (Educate Girls), Pakistán (ILMPOSSIBLE) y Uganda (Building Tomorrow) promueven la ciudadanía mundial mediante voluntariado juvenil que sensibiliza y moviliza a las comunidades sociales sobre la necesidad de educar a sus hijos e hijas. Las personas voluntarias se forman en destrezas como movilización comunitaria, empatía, resolución de problemas, toma de decisiones y liderazgo. EL voluntariado –conocido como Team Balika en la India, ILM Ambassadors en Pakistán y BT Fellows en Uganda– trabajan con familias, comunidades, escuelas y programas educativos para identificar a los niños y las niñas sin escolarizar y después apuntarlos a un programa educativo. Los y las jóvenes han adquirido destrezas útiles, como el pensamiento crítico y la comunicación, que les empoderan para servir a sus comunidades y buscar soluciones a los problemas locales. Las destrezas adquiridas benefician también al individuo, puesto que le ayudan a ganar confianza cuando ingresen en la universidad o en su puesto de trabajo.

4. En el norte de Uganda y en el sur de Sudán, el programa Protect Education in Insecurity and Conflict (PEIC) trabaja para proporcionar talleres de arte en el Asentamiento Refugiado de Bidi Bidi en el norte de Uganda y con la Whitaker Peace and Development Iniciative para garantizar que la juventud que vive en comunidades afectadas por el conflicto conoce los derechos humanos, el imperio de la ley y la importancia del derecho a una educación. El programa también ha implantado prácticas de desarrollo de las destrezas discursivas y argumentativas para darles voz y contribuir a la paz. La experiencia PEIC muestra que aunque sea crucial que el ODS 4.7 se centre ahora en el currículo, el profesorado y el aula, es también importante para la ciudadanía mundial que se amplíe el alcance mediante programas voluntarios de construcción de la paz que tengan lugar de forma independiente de la educación formal. La agencia y el control de las personas participantes sobre valores tan definitorios como la tolerancia, la diversidad y la paz, mediante un enfoque 'de abajo a arriba', enraizado en los contextos locales, es también esencial para garantizar un compromiso más profundo con los valores de la ciudadanía mundial por parte de toda la comunidad. 

Las experiencias de EEA sobre el terreno proporcionan una 'instantánea' de 'prácticas prometedoras' de lo que pueden lograr los programas de ciudadanía mundial mediante partenariados y programas concertados sobre el terreno. Junto con las lecciones individuales que se aprenden en cada uno de los programas, emerge una lección más general: que una ciudadanía mundial en práctica, que preste atención a los contextos locales y que se tome en serio las voces y las experiencias de quienes están labrando su propio camino para convertirse en ciudadanos y ciudadanas globales, será la base de un mundo sostenible.
 

Añadir a favoritos